F1

Red Bull parece mucho toro para Gasly.

Por: Daniel Guillén

Galería: Rocío Romero Navarrete (uncafeconserena)

Sin duda alguna, al menos por el momento, una de las decepciones de la temporada. Completado el primer tercio del campeonato pueden establecerse unas notas “parciales”, que no finales. En esta primera evaluación, Pierre Gasly calificaría indudablemente como suspendido. El salto a Red Bull, aunque sea desde el equipo hermano Toro Rosso, requiere un lógico acoplamiento, su compañero, además, es nada más y nada menos que Max Verstappen, uno de los pilotos más batalladores de la parrilla y todo un futuro campeón del mundo. Pero no menos cierto es que las diferencias entre uno y otro tanto en clasificación como en carrera están siendo casi insultantes.

El balance en calificación es de un aplastante 7-1 para el holandés, y en carrera, donde de verdad se cuecen los puntos, Max Verstappen suma 100, por 37 del francés. Quedando mucha temporada por delante, empieza a quedar claro que quizá, subir a Gasly al Red Bull ha sido un error, el joven francés necesitaba otro año más en Toro Rosso. Prueba palpable de que ni siquiera en el propio box de los de Milton Keynes terminan de confiar en él lo pudimos ver en la calificación de Francia. En ella, inmersos en la Q2, veíamos como Verstappen marcaba su registro con la goma media, mientras que a Gasly, le calzaban la blanda para pasar el corte. Pequeños detalles.

Visto desde otro punto de vista, quizá se entienda subir a Gasly al Red Bull. Daniel Ricciardo se marchaba la pasada temporada de forma relativamente sorpresiva, y el francés hizo una buena temporada en Toro Rosso con incluso, una cuarta plaza en Bahrein, su curriculum en categorías inferiores también le avalaba.

Pero Red Bull necesita un piloto más en forma siendo una de las tres escuderías más fuertes del momento. Necesitan en la clasificación de constructores esa cantidad de puntos que quizá Gasly no les pueda dar, al menos, aún. Y no se puede depender siempre de Max Verstappen para lograr los podios que a Mercedes o a Ferrari se le puedan escapar, o alguna eventual victoria, ya que no se presentarán muchas oportunidades de que esto pase.

A pesar del sensacional primer tercio de año que está haciendo Max Verstappen, confiemos, por el bien de Red Bull, y del propio Gasly, en que de otro salto de nivel y aporte más, o desde luego pinta a que el año que viene quizá no esté en el equipo austriaca.

Red Bull destaca positivamente en el diseño de sus monoplazas, pero negativamente en muchos de los movimientos que realiza con sus pilotos.

Nos leemos pronto con más.

Anuncios
F1

Sebastián Vettel, Apatía de un Campeón

Galería: Rocío Romero.

Apatía, conformismo, casi autocomplacencia. Esa es la imagen que Sebastian Vettel está dando tras las primeras carreras de esta temporada. Quizá marcado por la gran superioridad de Mercedes en la que parecía, la temporada del fin de la hegemonía de la marca alemana. Quizá atemorizado por la llegada de un Charles Leclerc que no iba a ser mera comparsa ni escudero como Kimi Räikkönen. Lo cierto es, que la imagen de Sebastian Vettel en este 2019, no está siendo la de un tetracampeón del mundo que ha de “tirar del carro” en un difícil momento como el que está pasando Ferrari.

Un gran piloto, cuanto más un campeón del mundo, debe de hacer bloque con el equipo y asumir galones fuera del monoplaza cuando vienen mal dadas. Dentro del cockpit, ha de dar el “extra” que no tenga el coche en ese momento, pero que si se presupone que tienen sus manos y su forma de gestionar la carrera cuando hablamos de un campeón del mundo. Lejos de ello, vemos a un Vettel que casi parece conformarse con ir quedando delante de Charles Leclerc carrera tras carrera, sin poner la mira telescópica en Brackley. Parece que le bastara con seguir sintiéndose y siendo considerado como el primer piloto de los de Maranello, dada la amenazante figura de un, sin duda, futuro campeón del mundo como Charles Leclerc. Puro conformismo que un tetracampeón no debe tener.

Lo preocupante para el piloto alemán de todo esto, es que ya se ha convertido en un “sospechoso habitual”. Si bien entre 2010 y 2013 ganó cuatro mundiales consecutivos, no menos cierto es, que lo hizo con un coche abrumadoramente mejor al resto, y, a pesar de ello, en dos de esos mundiales el título lo logró justo en la última cita del campeonato.

Cuando las tornas cambiaron y Mercedes pasó a gobernar de manera casi insultante la Fórmula 1, Vettel no fue capaz de sacar la cara en pista por Red Bull, sí lo hizo un Daniel Ricciardo que aterrizaba en aquel 2014 en Milton Keynes consiguiendo victorias para los austriacos en aquel difícil año.

Ya en Ferrari, cuando por fin tenían un monoplaza a la altura de Mercedes, algo que ocurrió mediada la temporada del pasado año, Vettel volvió a fallar, esta vez en los duelos con Lewis Hamilton. Volvía a quedar retratado.

Pero esta temporada, la imagen esta siendo incluso peor, y pese haber conseguido cruzar la bandera a cuadros en primer lugar, la polémica penalización recibida durante el Gran Premio De Canadá, le quitó el brillo a lo que pudo haber sido su primera victoria en esta temporada .

Nadie dice que el alemán no sea uno de los pilotos de más alto nivel, pero desde luego, pese a sus cuatro mundiales, no es de los mejores de la historia.

Artículo Escrito por Daniel Guillén, quien se estrena como colaborador del blog.

F1

Ricciardo & The Lucky 7

Lucky 7

 

 

Hola mis apreciados lectores, tras una larga pausa de retiro este café enciende su cafetera con el firme propósito de seguir así lo que resta del 2014 y deseando gratamente que me aceptéis de vuelta.  Retorno con el tema primordial de este blog, la Fórmula 1, tras su séptima exposición en esta temporada y un casi perfecto extraordinario final, y cuando digo casi no ha sido por no gustar del podium, sino por el importuno accidente.

 

Hablaré primero del equipo Mercedes, a quien parece haberle afectado la basurita del ojo que incomodó a Lewis Hamilton en el pasado Gran Premio de Mónaco y donde Nico Rosberg vivió su Deja vu. Se declara el inglés en enemistad con el alemán y con ello parece haber nacido un nerviosismo dentro del equipo al no decidir quien llevará el número 1 al final de la campaña. La rivalidad le imprime emoción a la hegemonía que 6 carreras atrás imponían las flechas plateadas, pero conociendo a uno de los contrincantes no se deberían confiar y mas aun cuando el joven alemán con atributos para ganar no va a ceder terreno y muestra un carácter competitivo que a mi parecer no esperaba el equipo. Mientras Rosberg se convierte en la molestia en el ojo de Hamilton durante el Gran Premio de Canadá se apreció el rostro de tensión de Niki Lauda cuando Nico Rosberg hacía el intento de adelantar a Hamilton, las cosas salieron bien en la pelea pero a partir de entonces ambos coches comienzan con fallas, obligando a Lewis al abandono y Rosberg sobreviviendo a las presiones.

 

Si dada su ventaja el equipo Mercedes no decide quien puede llevar el número 1 para la siguiente temporada, no consigo imaginar el dolor de cabeza que se ha de estar creando en el equipo Red Bull, cuando su nuevo piloto no se ha dejado intimidar por el tetracampeón y compañero de equipo. Tras un impresionante debut ( a pesar de) llegó el momento con el que sueña todo piloto: La Primera Victoria. Con su gran sonrisa, un humilde Daniel Ricciardo solo pudo decir WOW, cuando por radio el equipo le anunciaba que iba a lograr la victoria. Por otra parte, Sebastian Vettel también subió al tercer escalón podio siendo abrazado por un impecable reflejo y un toque de buena suerte, ya que el accidente que en la última vuelta protagonizaran Sergio Perez y Felipe Massa propició que el banderazo a cuadros fuera con bandera amarilla y el Safety Car. Comienza a encontrarse Red Bull un poco mas en la presente temporada, y es de esperarse porque en la siguiente prueba los tendremos como anfitriones y conociendo el orgullo de los directivos de la bebida energética no aspiraran menos que ganar en casa.

 

Por otra parte del emocionante Gran premio de Canadá, mientras se batallaba por el tercer lugar en un duelo de pocos segundos de diferencia los pilotos, Sergio Perez, Sebastian Vettel y Felipe Massa el desenlace estuvo marcado por un poco de suspenso cuando un agresivo Massa, a quien desde hacía muchísimo tiempo no se le veía con tanta pasión en la pista en un fallido intento de adelantar a Vettel, tira la toalla cuando el alemán supera a  Sergio Perez quedando este luchando por el tercer lugar pero ya sufría mucho con la degradación de los neumáticos, Felipe intenta un torpe pase en el momento en el que el mexicano deja la linea de pista y solo se ve un gran impacto. Ambos fueron fueron a parar a las barreras de seguridad, por suerte ambos ilesos. La F.I.A ha declarado culpable mexicano, acoto que quizás ellos tengan mejores maneras de observar lo sucedido en pista pero, en las repeticiones en nuestras pantallas es dudoso sopesar la balanza en favor del uno o de otro, ya que lo que tildan de accidente de carrera se apreció mas como un incidente de carrera. Y restandole la emocion final a la narracion del banderazo a cuadros para la primera victoria de Daniel.

 

El equipo Ferrari, sin mucho que comentar. Un piloto que busca resultados personales y el otro que parece decidido a no dar mucho mas de lo que su coche puede. Son dos personalidades: Alonso, el que jamás tira la toalla y Kimi, quien no se preocupa mas de lo que debe. Es todo lo que puedo decir al respecto ya que el equipo, sin menospreciar a los mecánicos que cada fin de semana dan el todo por el todo en rapidez, deja mucho que desear. Mientras por otro lado el equipo Lotus tampoco parece presentar mejoras, se puede apreciar que el dorsal 13 de Pastor Maldonado estuviera contagiando de mala suerte al equipo. Se suele decir que el circuito Gilles Villeneuve nunca decepciona y esta vez 12 pilotos abandonaron la prueba incluyendo a Max Chilton que tras 26 grandes premios en los que ha estado presente por primera vez no culmina la prueba tras chocar con su compañero de equipo y provocando la salida del carro de seguridad,resultando también sancionado para el siguiente gran premio con 3 plazas menos junto con Sergio Perez quien deberá ir cinco puestos atrás.

 

Se me acerca la madrugada, y trato de recordar lo poco que vi del Gran Premio, espero que disfruten de la vuelta del café mientras en breves palabras les resumo. Gran defensa de Rosberg, abandono de Hamilton, Ferrari al olvido, Lotus y su mala suerte, Perez y Massa difícil encontrar culpables, Vettel critica estrategias del equipo para con él, pero aun así sube al podio, Mercedes no gana. Red Bull se crece, y en este Gran Premio Ricciardo en Canadá a conseguido su primero su primera victoria con estilo de Lucky 7.

Felicidades a Daniel Ricciardo, deseo que siga triunfando y que mantenga esa humildad para  que pueda apreciar que mas de 1 vez las victorias también son surreales.

 

Seguiré colando para este café 😉

Serena Navarrete

@SerenaRF1

F1

Con el dedito de Vettel y el saltico de Webber

Ya finalizada temporada 2011 de la F1, la cual desde los entrenamientos debió ser reubicada debido a que los intensos conflictos políticos que sucedían en Bahrein no permitían brindar la seguridad necesaria a todo el circo que integra la Fórmula 1. Así, para iniciar la temporada, los espectadores debimos esperar 15 días mas hasta que el 25 de marzo comenzara de lleno la acción en la temporada. Finalmente Australia, el país de Mark Webber, vio como el compañero de éste lograba alzarse con la victoria, mientras el australiano llegaba en la 5ª posición con un problemático coche durante las primeras carreras de la temporada.

Y así, aunque ya Sebastian Vettel mostraba que la temporada sería monopolizada por su RB7, para bien de la F1 contaba con otros campeones en la parrilla, quienes a medida de la temporada subieron al peldaño más alto del podio: en China, Alemania y Abu Dhabi lo hizo Hamilton, y 3 veces más su compañero de equipo, quien demostró que tiene todo para no ser un piloto número 2. Sí, Jenson Button con aquella espectacular remontada en Canadá después de 6 paradas siendo el único que en pistas era capaz de amenazar a Vettel descontando segundos.

Y Alonso se hizo vencedor en el Gran Premio de Inglaterra, aunque también pudo conseguirlo en Mónaco, pero en esta ocasión la suerte de campeón favorecio a Vettel tras aquel accidente con Petrov que provoco bandera roja, detención de la carrera por algunos minutos y permitió cambiar neumáticos, lo que acabó con lo que pudo haber sido un final de películas, ya que los tres campeones (Alonso-Vettel-Button) iban a por todo.

De los equipos puedo decir que Ferrari ha sido la decepción de los grandes equipos, a no ser por tener a un Fernando Alonso, creo que sería el hazme reír del gran circo. Lamentablemente el trauma de Felipe Massa no vino a ser el accidente del 2009, sino aquella gran desilusión en Interlagos 2008… Por otra parte Mclaren, con su buena dupla inglesa, a pesar de los altibajos de Hamilton, fue el único equipo que tuvo a sus 2 pilotos en el podio sin ordenes de equipo. Renault en cambio comenzó con un futuro prometedor, pero a medida que transcurría el campeonato no dio más señales de avance, e incluso llegó a cambiar al piloto que sustituía a Robert Kubica, al alemán Nick Heidfeld, por el brasilero Bruno Senna restando 7 carreras para finalizar la temporada.

El resto  de los equipos desde el primer momento también demostraron qué lugar ocuparían en la temporada: Mercedes no dio muestra de mucho crecimiento. Michael Schumacher, intentó tener mejor rendimiento que la temporada 2010, pero se quedó en el intento, mientras que su compañero de equipo sólo piso el 3er peldaño durante el Gran Premio de Turquía, pero al igual que el heptacampeón, dejó de brillar en el intento.

El equipo Williams ni con toda la experiencia de Rubens Barrichello pudo desenvolver un buen coche. Vimos al brasilero que se decepcionaba con el transcurrir de la temporada y a Pastor Maldonado piloto que se estrenaba y se estrellaba. Aunque, a decir verdad, para el desempeño que tenia el FW33 no hay mucho que criticar. Esperemos que para la temporada 2012 junto a Renault pueda conseguir mejores resultados y vuelva a brillar, y sus pilotos puedan destacarse, aunque no sabemos quién acompañará a Maldonado ya que la escudería no termina de aclarar el futuro de Barrichelo.

Sauber por su parte escogió muy bien a su dupla, con un Kobayashi que ya nos tiene acostumbrado a sus espectaculares remontadas, y un debutante con brillo, quien desde la primera carrera demostró con sus dotes el por qué valió la inversión. Lamentablemente, por aquella infraccion técnica sus 2 pilotos fueron descalificados, pero aun así, el japones a pesar de verse desafiado por el mexicano Sergio Perez, logra finalizar en la tabla con 30 puntos, y el mexicano con 14.

Entre altas y baja, Sutil y otro debutante, Paul Di resta, quien también logro buen desempeño en la temporada, y un equipo Force India que sigue en aras de crecimiento. Ademas de sentirse privilegiados por ser anfitriones en el inaugurado Gran Premio de la India, y la misma opinión de crecimiento con los pilotos del equipo Toro Rosso, un joven Alguersuari, que esta rindiendo frutos, y Sebastian Buemi, que trata de hacer lo propio. Hispania y Virgin, 2 equipos que necesitan de mas inversión, puede verse la falta de recursos en ambos cuando lo ves en el terreno durante un Gran premio.

Por otro lado, el equipo campeón, aplastante en todos los sentidos, y quien desde el inicio de temporada, Red Bull Racing nos aseguro que veriamos muchas veces el dedito de Vettel, que no se cansó de buscar récords, y decidió premiarnos con una decidida orden de equipo por el 1-2 de sus pilotos y cerrar  la temporada con el saltito de Mark Webber. Si, otra vez vimos que ¡”Red Bull te da alas”!

SerenaRF1