Uncategorized

6ª carrera, 6º ganador: Mónaco y Webber

Webber Mónaco

Bajo todo el derroche de glamour Mónaco siempre es una carrera especial. Aunque muchas personas la tachen de carrera sosa y de trenecito, ver los monoplazas a velocidades cercanas a los 300 km/h y con medias que superan los 150 km/h en un trazado tan estrecho, sinuoso y que no perdona casi ningún error para mí siempre es algo especial: es una carrera de otra época que afortunadamente ha sabido mantenerse en el calendario.

Para los amantes de la emoción en pista, de la lucha cuerpo a cuerpo y de los adelantamientos, esta habrá sido sin lugar a dudas una carrera bastante aburrida: sin apenas adelantamientos y, lo que es más raro, sin Safety Car que ofreciera alguna posibilidad adicional en la carrera, ya que únicamente se desplegó en las primeras vueltas y no afectó para nada al desarrollo de la prueba. Pero yo he disfrutado como un niño: inicio de infarto y, aunque tras la parada en boxes de Vettel la carrera se durmió un poco, el final con la incertidumbre de la lluvia y con los seis monoplazas líderes rodando tan pegados volvió a deparar algo de emoción.

La salida, como nos tiene acostumbrados el trazado monaguesco, no estuvo exenta de incidentes. La primera curva tiene una única trazada y la pista es estrecha, por lo que cuando Alonso se desplazó hacia el centro de la pista y Grosjean hacia su izquierda, la colisión con Schumacher fue inevitable y el piloto francés dijo adiós a la carrera, haciendo un trompo que dejó su coche en mitad del trazado y obligando a muchos pilotos a saltarse la primera chicane. Desgraciadamente, esto causó un segundo accidente, provocando que el venezolano Maldonado se llevara por delante al siempre sonriente Pedro de la Rosa, quien tenía esperanzas de hacer una buena carrera en este circuito.

Una vez superado el primer escollo, y una vez retirado el coche de seguridad para poder retirar los restos del accidente, comienza la carrera de la economía,( ironico usar esta palabra en Mónaco): todos querían ir a una única parada y esto obligaba a ser muy cuidadoso con las gomas. La cabeza de carrera se iban dando espacio unos a otros, pero sin permitir que nadie se escapara demasiado, manteniendo el orden establecido tras la primera curva: Webber, Rosberg, Hamilton, Alonso, Massa y Vettel. Tras ellos rodaba Räikkönen, pero pronto se quedó descolgado al sufrir un excesivo desgaste de sus neumáticos.

La tranquilidad terminó cuando al final de la vuelta 27 Rosberg decide entrar en boxes a cambiar neumáticos, tratando de adelantar así a Webber. Esto obliga a todos los pilotos a parar en las siguientes vueltas. De esta forma, Webber para dos vueltas más tarde y mantiene la posición. Alonso aguanta detrás de Hamilton y, cuando éste entra en boxes, permanece en pista una vuelta más pintando todos los tiempos de morado y marcando una vuelta 3 segundos más rápida que la de Hamilton, lo que le permite adelantarle.

Y aquí es donde me planteo la única incógnita para mí de la carrera: si hubiera seguido en pista, ¿podría haber alcanzado a los dos primeros? Solo en Ferrari sabrán si aún tenía neumáticos suficientes para eso, ya que estuvo toda la primera parte conservando al máximo sus gomas. Desde mi punto de vista, creo que pecaron de conformistas y no quisieron arriesgarse a un SC o a una bajada inesperada de rendimiento de los neumáticos. Adelantar a Hamilton era suficiente premio y estando por delante de Vettel, no quisieron arriesgar más.

Una vez habían entrado todos, sólo quedaba Vettel que retrasó su parada más que el resto de pilotos al partir con los neumáticos blandos en lugar de los súper blandos. Y aquí me quito el sombrero ante el piloto alemán: con unos neumáticos ya bastante castigados, mantuvo un ritmo constante en torno a 1:19 que el resto de pilotos con neumáticos nuevos no pudo alcanzar. ¿Los estaría Webber frenando a propósito? Personalmente lo dudo, ya que en cuanto Vettel hizo su parada, el ritmo del pelotón de cabeza bajó casi 2 segundos, pero debemos recordar que la F1 es un deporte de equipo y, de haber sido así, bravo por la estrategia del equipo Red Bull, ya que tras hacer la parada Vettel logró adelantar a dos rivales, colocándose en la 4ª posición que mantendría hasta el final.

El final de carrera pudo ser de infarto por la lluvia que amenazaba caer sobre el circuito, aunque finalmente no cayó agua suficiente como para alterar en algo las posiciones de los pilotos. Sin embargo, si propició lo que desde mi punto de vista fue la pifia del Gran Premio: el equipo Toro Rosso llama a Vergne a boxes y le calza neumáticos intermedios, lo que le hunde en la clasificación, cayendo desde el 7º puesto hasta el 12º, quedando así fuera de los puntos.

Con este resultado, somos testigos de un nuevo récord, 6 ganadores distintos en 6 carreras, y un nuevo líder del mundial, Fernando Alonso, que tiene a los dos pilotos de Red Bull a sólo 3 puntos de él. Las estadísticas se vuelven mas interesantes y esto no hace más que aumentar las ganas a que llegue el próximo GP: Canadá, dentro de dos semanas. Otro circuito impresionante, ¿quién estrenará este año el muro de los campeones? y ¿qué nos ofrecerá Pirelli?

Rafael Campos
@rcampos86

Uncategorized

¡Cantemos Baseball!

“El bateador espera el lanzamiento, se prepara el pitcher, el disparo y batazo largo, jooooooooorooon, enorme. Cabrera da la vuelta al cuadro y se suma otra rayita al marcador, en el stadium el público celebra con una algarabía desbordante, mientras la música se adueña del parque.” Por supuesto, quienes hemos crecido con la sangre caribeña, sabemos que esa música de fondo no es mas que salsa, porque baseball y salsa prácticamente van de la mano.

¿Y que pasa cuando juntas 2 lenguajes universales como son la música y el amor y le sumas una pasión?  Algo como lo que hoy 4 de Abril se estrena por ESPN y que se escuchará en su señal transmitida para los Estados Unidos y Latinoamerica, además de convertirse en el tema que identifique la serie Domingo de grandes ligas.  ‘Jonronero’ interpretado por  el sonero del mundo Oscar de León, y la magistral flauta de Huáscar Barradas.

Es que decir Oscar de León es pensar en ese principal sinónimo de salsa, de apuesta segura, de amanecer bailando, de por supuesto que vale la pena. Y si a esto le sumamos la armoniosa flauta de Huascar, el resultado sera algo bueno. He tenido la oportunidad de acompanar la carrera musical de Huascar desde sus comienzos, en ocasiones hemos trabajado juntos, y doy fe que talento y amor por la música en él hay de sobra.

Pero esto no termina aquí, porque el tema Jonronero, compuesto por Leonte landino productor de TV cubriendo toda el area de baseball para ESPN, tiene arreglos musicales y masterización de mi gran amigo Agustín Espina, y es aquí donde yo apuesto al éxito.  Agustín ademas de ser tecladista, arreglista, productor, ingeniero de grabación y mezcla… es un profesional con todas las de la ley. Tengo el placer de conocer a Agustin desde hace unos 15 años aproximadamente, amigo incondicional y un caballero sin duda, y si hay algo que sé que Agustin ama tanto como a su familia, es la música.

Así que hoy, a las 7:00 pm en la inauguración del nuevo Marlins Ballpark el sabor del Caribe se une a la pasión del baseball impregnando de música latina el partido de los Miami Marlins, quienes se enfrentan a los actuales campeones, Los Cardenales de San Luis, con una gran transmisión en vivo por ESPN. Y si a mi orgullo no le basta saber que el canto al cuadrangular, venga por parte de venezolanos que realmente sienten la pasión por el Baseball, pero sobre todo aman y llevan la música en la sangre y nos las entregan sin distinción, tengo que finalizar la nota, aportando que hoy mi corazón se viste con los Marlin, apoyando a Oswaldo Guillén como manager y al par de lanzadores venezolanos que encabezan su nómina.

Venezolanos vamos por el campeonato y sacarla de Jonrón.

Aquí el tema, Jonronero.

F1·Uncategorized

Un habilidoso Chapman

Hace 29 anos falleció Colin Chapman a los 54 años de edad. Ingeniero de profesión y mejor conocido como el inventor y diseñador del tan actual polémico Team Lotus.

Con un Currículum Vitae en el que fue un estudiante universitario que abandonó la universidad para posteriormente unirse a la Real Fuerza Aérea Británica o trabajar en la Compañía Británica de Aluminio y mostrar habilidades de vendedor al convencer a otros que dicho dicho metal era un material factible para la construcción, fue piloto de carreras y culmina su hoja de vida como empresario, diseñador y creador de Lotus cars.

Con los múltiples conocimientos adquiridos durante su época en la aviación le imprimía a su desarrollo automovilístico importantes avances tecnológicos. Fue pionero en el uso de puntuales como un dispositivo suspensión trasera. En el desarrollo, concordaba plenamente en introducir la aerodinámica en la primera fila del diseño de los Fórmula 1, como también fue pionero, junto con Tony Rudd y Petter Wright, del uso del efecto suelo en la categoría reina del automovilismo. Sus habilidades comerciales también le llevaron a innovar el mercado de publicidad y patrocinio. En 1968 el Lotus 49 fue el primer coche en lucir una publicidad no referente al mundo automotriz exhibiendo en el G.P de Mónaco la reconocida marca de cigarrillos John Player.

Sus habilidades de diseño impresionaron a muchos, lo que le valió para destacarse también en Indianápolis y en la Indy Car. Del mismo modo, con su labia comercial convenció a Ford Motors Company en patrocinar el desarrollo del Cosworth.

Sabemos también de la profunda amistad que le unía al fiel piloto Jim Clark, quien en sus 9 temporadas de F1 absolutas con Team Lotus le diera 2 campeonatos, tanto de pilotos como de constructores, por lo que Chapman quedó bastante devastado tras la muerte del piloto. Para más INRI, 2 años más tarde John Rindt muere fatalmente y Colin Chapman es duramente criticado diciéndose que su única preocupación es el desarrollo de los coches, sin importarle la seguridad del piloto, por lo que tras la muerte del piloto austriaco fue acusado de homicidio.

Fue un creativo, vendedor, desarrollador, ingeniero, constructor y disenador y casi todo de manera instintiva. Hay quienes nacen con estrella y con ello construyen su imperio, fue el caso de Colin Chapman que murio un 16 de diciembre de 1982, dejando a su paso 7 títulos de constructores y 6 campeonatos de pilotos, que impresionó y ganó en Indianapolis. Una mente brillante cuyo nombre de su legado se disputó en tribunales.

SerenaRF1